Micromedición de agua potable

La medida más justa para todos los usuarios

Qué es y por qué la micromedición

En Argentina se consume 6 veces más agua por persona de lo que aconseja la OMS. Las causas son “pérdidas, higiene personal o limpieza de ropas y lavado de vehículos, vajillas, frutas y verduras, regado de plantas y jardines.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda utilizar 100 litros de agua por día y por persona para atender todas las necesidades.

El Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (ENOHSA) sugiere el siguiente consumo de agua potable: para Conexiones domiciliarias con medidor: 150 a 200 l/hab.día con un máximo de 250 l/hab.dia cuando hay condiciones de clima semiárido y árido y para conexiones domiciliarias sin medidor: 150 l/hab.día a 300 l/hab.día.

En Argentina se calcula un consumo de entre 500 a 613 litros diarios. En Esquel y Trevelin, durante los días de mayor consumo en temporada estival, se han calculado consumos que superan los 560 litros diarios por habitantes.

Afortunadamente, y luego de recorrer un largo camino de mas de dos años, contamos con una Ordenanza Municipal que implementa, a partir del mes de abril de 2017, la instalación de micromedidores domiciliarios de agua potable. Con éstos dispositivos esperamos, no solamente conocer cuanto consume cada hogar, sino también, facturar en función del consumo y establecer un mecanismo de ahorro de Agua Potable.

Tecnología

Desde principio de 2015 se están realizando pruebas con diferentes sistemas de medición. A fines de 2016 se ha tomado la decisión de optar por micromedidores del tipo ultrasónicos con capacidad de lectura remota. Estos equipos tienen la particularidad de no contar con piezas móviles en su interior, ya que la lectura del consumo se realiza por ultrasonido; además de registrar el consumo cuentan con la capacidad de detectar y almacenar una serie de datos que permiten individualizar fallas tales como “aire en la cañería”, “flujo invertido”, “exceso de consumo”, “flujo ininterrumpido”, “fugas”, Etc.

Además de la capacidad de registrar variables importantes para el análisis de la calidad de la prestación del servicio, estos dispositivos permiten capturar todos los datos almacenados en forma remota, sin la necesidad de que el lecturista tenga que destapar caja por caja, agilizando así la tarea de recolección de la información, no sólo para la facturación, sino para el análisis de la cantidad de agua distribuida individual y grupalmente.

Share This